miércoles, 15 de diciembre de 2010

Aquí y Ahora

*


La noche me está absorbiendo, me tiene pensando en función de mí Ser.
Sin embargo, éste espíritu se inquieta como paso-puente a otra elevación,
un escalón más a la luz.
Casi 25 años dentro de este cuerpo
y sigo equivocándome y sigo aprendiendo
y tengo fuertes deseos de cambiarme el mundo que llevo a cuestas,
de verlo con la verdad consciente espiritual,
esa que hago sagrada por el amor que conlleva,
porque entiendo al amor como único camino a una paz profunda,
el vuelo esparcido en el espacio,
lo que llega a mí para enseñarme,
para ser un niño atento a la acción y la palabra,
para creer en lo que soy,
no necesito más de lo que tengo,
más de lo que viene,
ser un gracias.

Agradecerlo todo,
hasta eso que considero algo negativo,
confiar en la fuente de energía que fluye,
que me hace un hombre sensible, lo hago de mi llanto,
mi grano de arena latiendo,
lejos de ser arena movediza que te hunde en lo oscuro.

Me proyecto como esa hoja, de esa planta a la que el sol impacta con el poder vital de sus rayos luminosos,
ahí está lo indiscutible, lo autentico,
la magia de las sensaciones resplandecen en la naturaleza,
eso me inspira, me hace, me transforma, me frena,
me impulsa hacia el pensamiento puro,
el efecto de la vida abarcando mi corazón humano,
que es celeste, que es celestial, que es divino,
que viene de las estrellas para bendecir el suelo,
como lo bendice el árbol, como lo bendice el animal.
Quiero esa salvación cada día de mi vida,
ajeno de todo odio, de toda ira, de todo conjuro mediocre por lo efímero.

Estoy hirviendo en lágrimas,
porque estoy siendo pleno,
porque estoy pidiendo perdón con el alma
y porque estoy siendo feliz de entendimiento,
de saber que hay,
aquí y ahora,
un hombre cambiando el mundo.


*


11:11

*

jueves, 11 de noviembre de 2010

Encuentro cercano del quinto tipo

*

pasitos rojos aceleran mi película,
tus rodillas de jean celeste parpadean
escucho el coro de tus piernas,
arriba tu cintura es un infinito en el zamba
tus pechos saltan la cuerda
atraviesan los muros invisibles de la inocencia
acompañan a tus muecas
las más sonrientes que parió tu boca
ella, la que silencia al amor escapando de tu cuerpo,
cómplice: tu pelo corto y ondulado
acordeones, notas que rebotan,
música, sos amada, bailarina,
elevada
me inyectás tu mirada rayo laser
locos y mudos sobrevivimos
el sillón y yo
al ataque bendito, colorido
de tu ska mortífero

me levanto flúor y te pelo el corazón
latís conmigo, mujer de otro mundo
y ese árbol un día dará paltas

y haremos tostadas


para untarnos como guacamole.



miércoles, 13 de octubre de 2010

Pelados

*

En punto de encuentro
colectivo atravesando inconciencia
semáforo da luz verde a todos aquellos
que forman el todo.

guiño - doblás, escapás de tu avenida,


diarios y revistas se chamullan esquinas,

la lengua silencia lo que no toca
suena el timbre,
se baja la Edad
camina recto hacia el horizonte
cargando su cartel “prohibido estacionar”

sus ratas arriba, sus ratas abajo,

no es casualidad lo que se te cruza
el tiempo es invisible
(siempre está ahí con toda su invisibilidad
rompiendo las pelotas)

el portero brilla solo,
es un tipo jodido, estático, hablador.
Las calles, bocas abiertas borrachas
se ponen en pedo
tomándose
del pelo de las gentes
que van y vienen,

pelados.

no es casualidad cruzar, cruzarte,
ni cruzarse,
ni dejar que lo que se te cruzó,
pase
y se cruce con otro cruce.-


Semáforo en rojo...
que pase el que guste.


*


miércoles, 6 de octubre de 2010

Fue hoy

*

Todo empezó
y siguió así: empezando.

Fue hoy,
el ayer de cada día,
el mañana de cada noche,

-el tiempo es la tilde de todos mis poemas,

la presencia de la sonrisa que guía
una oscuridad que amanece por amor al arte,
porque por amor el mundo sufre,
porque nos dieron algo grande que nos cuesta regalar,

cuánto se aprende al ser lo que somos

la respuesta tiene a la pregunta:
¿vale la pena hacerse tanto la paja en el ojo ajeno?

-
alguien quiere usurparte
y vos no te tenés.-


*

miércoles, 29 de septiembre de 2010

Carta a quien me lea

*


Como verán, si vieron, y si habían visto, he cambiado el diseño del blog.
Esto se debe en gran parte a algo muy lindo que les voy a contar después de los dos párrafos que vienen.

1.
La tilde en la “o” de Bardó la agregué después de que conocí a Ángela.
Ella me dijo en una charla que le gustaba más como rimaba “Bubón Bardó” que “Bubón Bardo”. “Es màs armónico, suena más francés...” me tiró con esos ojitos encendidos.
Adoro ese idioma, por lo cual, mi decisión fue instantánea.
Agradezco, de paso, su gusto y su sinceridad, entre otras muchas cosas.

2.
El otro cambio copado es que en la barra lateral (si, si, la columna que está acá a la derecha de estas letras), puse un Gadget que dice: POEMAS POR COLORES.
Abajo están todos los poemas del blog organizados por colores.
No pienso explicar lo de los colores, se van a dar cuenta si lo tienen en cuenta.

Mejor sigo con lo más importante, con lo que verdaderamente quiero de una manera contarles.

Hace unos días, mi vieja me comentó que un amigo de ella había entrado al blog, que le habían encantado los poemas, que se lo había recomendado a mucha gente, que me felicitaba y que... muchas cosas lindas más, que agradecí con emoción.
Ese hombre se llama Jorge, lo conozco y es una gran persona, puedo saberlo porque lo puedo leer en su rostro, en sus maneras; se le nota.
Desde que tengo uso de imaginación, que me gusta leer a la gente, estudiarlos, adivinarlos, interpretarlos, quizás culpa de tanto Sherlock Holmes; de alguna manera es cine, me dije siempre ante mi forma, siempre con el sueño de ser un gran director.
De Jorge se lee lo vacío que está de maldad, es de lo más puro que se puede estar vacío y él tiene esa bendición.
Su enfermedad lo bajoneó mucho, ya que entre otros quilombos, lleva consigo un cáncer.
Las veces que hable con él del tema, me comentó lo difícil que se le hacía ponerle un poco de onda, un poco de sonrisas a la vida.
La depresión es devoradora, te condena al dolor; por eso, aunque lo entendí, busqué que mis palabras positivas no rebotaran en su muro, de que no se encierre en la oscuridad que le ofrecía su mente, como tantas veces me tocó padecer a mí.
En su momento no bastaron las palabras que usé para que salga de su pozo y hoy, me entero que por leer a Bubón, ese hombre triste, ahora está escribiendo poesía, reviviendo de su muerte, tomando la vida por las letras, con ganas y sonrisas, y con todas esas sensaciones hermosas que nos da estar liberados de lo que nos hace mal.

A veces pienso en el poder que tenemos al ser, al actuar con conciencia plena de amor, al ser lo que somos de la manera en la que no nos desaprovechemos nada de nada.

Esto que hago en Bubón, como pleno acto de sinceridad a la expresión que nace desde mi interior, me da sin dudas los frutos más jugosos que disfruté jamás, frutos que me pienso dar el gusto de seguir saboreando el resto de mi tiempo, en esta eternidad que me doy al escribir lo que creo.

Siento gracias por tanta luz y me lo festejo compartiendo este nuevo diseño en el blog (qué su laburo me llevó!) y que está en sus pantallas como excusa para contarles algo que los mueva por el camino del sentir.


Entonces sigo y digo:

arte es amor: HAGAMOSLO!



domingo, 5 de septiembre de 2010

Donde estoy ahora

´


Mis manos pidieron escribirte,

un pacto con el dios Corazón

para llevarte a mis hojas
sopa de las letras que no saben callar,
que no saben,
pobrecitas,
ni caer a un vacío lleno de mí.

Es tu cara
cuando me abrís la puerta
y me haces entender la locura de mirarte,
y que todo eso es todo esto
la bendición de una pasión mutante que pisa gigantes,
que da pasos a zancazos galácticos
para llegar a donde estamos,
abrazándonos,
a la luz de tus velitas aromáticas,
saboreando el placer de tus galletitas de limón,
-siempre así, tan mandíbulas de tiburón
indomables en el espacio inexplicable,
piloteándonos
fuertes
como el segundo que se reconoce a si mismo
y para al tiempo para explicárselo.
Tan cierto
tan acierto
tan tan tan
que te busco la piel
y enfermo al deseo con la cura
la estructura que matás
fuente de bien
agua cristalina

voy a morderte la mejilla

raptarte al sueño despierto,

indormible

donde estoy ahora,

sintiéndote la música.


lunes, 16 de agosto de 2010

A orillas de un empedrado

*

La fuerza de tus puntitas de pie
pantorrilas contraídas
la constelación lunar en tu cuello amanecido:

me estás dando el beso
que inventa el cielo de los labios;

nuestras almas disfrutando
nuestros cuerpos,

el amor ciclopé
que mira redondo
y no encierra
libera
arte apasionada
de hermosas piernas
que me pone la nuca de cintura
y me hace creer fervientemente
en el sabor de sus pecas.

Hacemos canciones de palabras
en una hoja tamaño mundo
subrayando todo con colores

creadores
de perfecta cosa grosa
que hace cinco meses
tiñó nuestros mares piscianos

a orillas de un empedrado

esa noche de verano

recuerdo,

rodaba la escena
en la que te convidaba mi mano.


jueves, 5 de agosto de 2010

Arrancando



Me siento la trampa de una ley que no condena,
que me saca la lengua
y me esconde la oreja.

Me siento el miedo del muerto,
la noche de un sol pálido,
la luna de un planeta que no quiere lunas.

Me siento la suerte de no esperar nada
una salvación que cada tanto se suicida
y cae parada,
y colea
y olfatea el suelo
como quien quiere encontrar una búsqueda,

DEVORAR.


martes, 27 de julio de 2010

La tarde se dio el gusto




Estás muy concentrada,
haces muequitas con la boca izquierda,
me ves mirarte
te reís
y entonces los dientes te copan la boca
y hacen su revolución armada de expresión impalpable,
como el azúcar más dulce;
esos tuyos labios que me tienen re fichado
y en el tiempo que escribo
tu mano se desplazó a tu cara,
la tocó,
la sobornó,
le dio el tacto de tu mirada
completó el rostro, el plano,
la fotografía que hizo una parte alumbrada del cerebro
que no dejó pasar lo inmaculado del momento
en que la tarde se dio el gusto
de guardar su sonrisa en tu oficina
para que vos al mirar
iluminada
aceleres el motor de nuestro cohete.

El vaso de agua inquieto como el mate.
Se siente que todo el ambiente está loco por vos,
porque lo tomes
y le saques ese opaco
que cargan en tu ausencia
y el reto de que les pases cerca
y los dejes con la boca abierta,
con la narices inventándose agujeritos
para aspirar un poco más
de tu pensamiento liberado al aire,
al aire que por vos:
se ahogaría en su tierra de incomprensión.
-
Es que ¿quién puede comprender tu despilfarro de luz,
tu ternura desatada
y tus palabras condenadas a la belleza de tu pensar?

Sos una naturaleza virgen
selvática,
armónica y salvaje
que se cruza de piernas y hace bailar a sus pies
y hace bailar a mis ojos
esos que llevas
como a mis manos tu adentro,
mis manos que son la imaginación de un sueño agitador
que busca completarse en la divinidad de tu enseñanza,
y aprendo de tus rulos
que una vez decidieron viajar en tu cabeza
para ser parte de un mundo que les queda chico
ay tus pelos de leona cazadora
hembra como las maravillas
me ponés como un soldadito de juguete
al que el sol le pega a través de una lupa
y al instante siente como su plástico lo desintegra
mientras lo baña el calor
de una fuerza superior
capaz de transformar su estado,
(de sólido a no sé qué)
pero me derrito
una y otra vez
pedazito de algo
que pondría un tema de Alpha Blondy
para sacarte a bailar
por estos renglones
figuritas repetidas
de un sol de invierno tibio
que pasa sus días
acariciando retazitos de un viento
que nos peina para la foto.



“El poema lo tenés encima.”

Me mirás.





Fotografía: Ángela Pereira

viernes, 16 de julio de 2010

Corazón a la misma altura

Acostados
uno al lado del otro
corazón a la misma altura
pechos agitados
me doy cuenta que respiras mejor que yo;
tenés más swing al exhalar,
a mi como qué me sale rengo.

.

Mirás mis ojos
te acercás
saltás a buscarme
salpicás un poco
y te hundís
y ya estás nadando
llevándome a lo más alto de tu boca
lugar
sabor
donde el beso mendigo

amasa su corona.



miércoles, 7 de julio de 2010

Mientras lo escribimos

´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´


Las horas no pueden ponerle tiempo a nuestro encuentro.
Los minutos se hacen pis encima,
las agujas no giran, ruedan
y el reloj se vuelve un cielo ansioso
que espera nuestros besos,
el abrazo de los labios
el apriete de los cuerpos
(insaciables)
que se prepotean,
que se chamuyan,
que se dicen amor.

Más arriba nuestros ojos enfrentados
son guerras armadas de paz,
tiroteos dulces de los cuores que usamos para mirarnos,
batallas de antojos a punto de darse el gusto,
esa pasión que explota sin permiso de las venas
haciendo de la sangre:
sensación alienígena que nos incendia el pecho
y nos empapa a troche y moche.

'

La vida se nos hizo un cuento
que nos hace mientras lo escribimos.
.
Ahí adentro
jugamos a las sonrisas
a decirnos todo sin pestañar
a caminarnos los pasos entre calles perdidas
mientras a la par sentimos que no hay testigos
capaces de comprender nuestro infinito.

Las hojas vuelan
nuestro beso entre las rejas
todavía nos observa siendo llevados por la locura
que hicimos de nosotros.
Entre lo que deseo y lo que puedo
pienso y absorbo
el relucir poderoso de las fantasías,

que nos dan las gracias.




El cuento reluce moraleja:
el que ama, crea.


´´´´´´´´´´

lunes, 7 de junio de 2010

Melodía carnal

''

Desearía mirarte a través de los que te rodean,
tener tu rostro desde todos los planos,
beberte
desde las luces de la calle,
deseo
ser la moneda, la maquina,
la oreja del chofer cuando decís: uno diez.

Inspira imaginarte
entre los asientos
estás ahí
volviendo todo como el cielo;
El sol te queda chico, estrella.

Esas manos que tocan siempre
y viajan por los buenos aires de la ciudad,
de aquí para allá,
con dedos fuertes y responsables,
amas con el tiempo comiéndote los talones
haciéndote piquetes en la memoria,
Memento: sabes que adoro tus imperfecciones
más que cualquiera de tus perfecciones.

Y no dejo de pensarte
de mil formas frente a mí,
te puedo sentir justo ahora
cuando sin mirarme
me tocás el corazón
y mientras todo alrededor es fuego
soplás la frase que lleva tu alma
inyectando tú pasión en la mía
concluyendo la melodía carnal
con el fuerte estruendo expresivo
que gritan mis dientes mordiendo mis labios
cuando mi mente te tiene enfrente
flotando en el momento
en que mi cuerpo se vuelve tu sombra
y todo lo demás es un lunar en tu cuello.



lunes, 31 de mayo de 2010

Sillón Celeste Corazón

*********************************************************


Se acercan las horas para pedirme perdón.

El tiempo pisa descalzo.

Entre lo espeso del conflicto,
los remolinos de un milagro me arrastran al punto
donde la vida son escenas bohemias-imperfectas
de una película que no quiere director,
que no quiere toma 2, que no quiere funciones,
ni maquillaje, ni post-producción.


Aquí me encuentro,
escenografías naturales, espacios del amor,
entre un árbol que sueña con dar paltas,
en el pulmón de una manzana de edificios domino
de luces desparejas y parejas,
estrellas-canciones
entonando las melodías que desata
...un Sillón Celeste Corazón.

Lugar
con una mesa acuática, y tus idas y venidas,
desprendiendo tu calor.

Aspiro,
divinidad de deja vu, de inexplicable entendimiento,
la cocina sabe callarme pensamientos-

Vos desde un espejo siempre me miras igual.

Surgís desde lo invisible.
Buscándome,
subís
a tus puntitas de pie,
para colorear,
a base de sonrisas,
la naturaleza que nos libera,
que nos canta,
que nos imagina,
que nos pellizca,
que nos
pellizca sueños... que viven para no despertar.

Dice a mis ojos.
Los ojos míos de la calle,
los que ahora aprenden a ser mimados,
los que ahora respiran del vapor que libera tu boca,
como una sopa que deja su humo libre
para hacerse sabor en los sentidos.

Y sin dejar de ser salvajes,
ojos caballeros, los míos,
que te dejan pasar, una y otra vez,
a mis rincones más modestos,
a mis esquinas más incompletas.

Cuando mis manos, que no buscan,
son atraídas por tu cadera,
y el poema no pierde el sentido de sentir,
y gana todo lo que no se ve,
mis manos que son atraídas
por tu cintura
que me festeja las muecas menos movedizas
mientras
tu cuello ejerce su soberano poder sobre mí.

El aire es de nubes cargadas de sol
La casita azul que nos guarda,
nos trae a nosotros,
para que bebamos de nuestros ríos
y comamos de nuestros mares,
para enseñarnos
a esperar juntos

la noche en que las noches,

dejen de ser segundos.



jueves, 27 de mayo de 2010

/*poema/*en/* francés


..
***

vous êtes mon âme de feu

*.*.*

-
(tú eres mi alma en el fuego)
-

miércoles, 5 de mayo de 2010

De tu cuerpo una letra







Te extraño tanto que juego al solitario

con las cartas que te escribo.

Y te mando un mensajito

que dice la nada ardiendo

mientras acá el todo se come los mocos.




Te extraño

y es tan fácil hacerlo después de conocer las llamas

que hacés brotar en este corazón despeinado.




Y las palabras siempre son las mismas de otro color

y me importa mucho que sepas que quiero olerte,

olerte hasta perder los agujeritos de la nariz.

Esos dos agujeritos que si hablaran de tu perfume

quedarían mudos de placer-




Te extraño segundos afrodisíacos

que se guisan en salsas lujuriosas

saladas y con la cebolla acaramelada de tu ser.




No hay impaciencia más voraz

que la que haces latir en mí tiempo

cuando desespero por dos gramos de tus gestos privados,

de tus piernas cuando veo la sed.




Te extraño con el silencio en las garras

con el calor vivo de frío

con el sueño carnívoro chupando un chupetín.




Te extraño

y si te tuviera acá

destaparía el pegamento

que invento Dios para los dos,

lo haría llover del tarro

para que nos bañemos en él

mientras te desgajo

con las manos que me sobran cuando te miro

y león a leona

leona a león

hacernos eso lindo que llamamos amor

sabiendo en lo oscuro

que tu sillón es el cielo

que despegarnos es poner un pie en el infierno.




Te extraño y cuando te vea

haré de tu cuerpo una letra

que no se pueda pronunciar.








sábado, 17 de abril de 2010

Papelitos

Hoy 18 de Abril: Bubón Bardo cumple 1 año de vida.
Y como crece para atrás no para de hacer poesía-

aquí les va una que les quiero convidar:


si pones play sale mi voz por tus parlantitos recitando el poema que escribí.





Estoy quieto
Y sin embargo debo viajar a unos 50 kilómetros por hora.
El 203 va directo a Victoria.
Allí me espera: trabajo.
Llevo mis huesos y el único cerebro que tengo.
Los prestaré y a cambio me darán unos papeles con caras de hombres
que ya prestaron sus huesos y su cerebro.
Con esos papeles puedo vivir sin pedir nada a nadie.
Esos papeles son parte de nuestra libertad.
Dependemos de ellos.
Si, dependemos de papelitos que creamos nosotros o unos nosotros pasados
y que ahora ya casi valen más que nosotros mismos.
Estoy seguro que alguien a cambio de muchos muchos papelitos:
Mataría a otro,
o robaría,
o traicionaría,
o mentiría,
o todas juntas
o haría cualquier maldad.
Muchas personas, incluso personas que amo, me juzgan y me denigran por no interesarme demasiado por esos papelitos.
Yo sé que los necesito para comer,
para viajar en este colectivo,
para vestirme,
para bañarme con agua caliente,
para comprarme esos chocolates que me gustan.
Pero también sé que no los necesito para sonreír,
para amar,
para abrazar,
para soñar,
para cantar,
para hacer el amor,
para hacer poesía.
No preguntaré que es más importante porque tiene mucho sentido, mucho sentir.
El tema es que esos papelitos nos viven a nosotros más de lo que nosotros los vivimos a ellos.
De chico me mandaron a un colegio donde todos tenían muchos papelitos.
Mi familia no tenía tantos papelitos y entonces aprendí por primera vez lo que era la soledad.
No entendí, ni entenderé jamás porque esos papelitos hacen que la gente sea de una forma o de otra. Que se separen en grupos, según la cantidad de papelitos que tengan.
Clase alta es mucho papelitos,
clase media algunos papelitos,
clase baja casi nada de papelitos.
Después fui a un colegio donde ninguno teníamos demasiados papelitos y ahí conocí la amistad. El estar para el otro, como los tres mosqueteros, los papelitos eran sólo ganas de compartir un partido de fútbol o una coca a la salida.
Al poco tiempo entré en el juego, daba tiempo mío para hacer que otros tengan más papelitos por unos pocos que me daban a mí. Aprendí a ser usado por gente que sólo deseaba papelitos sin importar cuanto dolor pueda guardar un corazón.
Llorar es parte de un sentir. Lo escribo porque se llorar, porque lo hago al escribir lo que me duele,
lo hago al entender lo que me duele que nos conquiste un pedacito de árbol procesado de tal manera que salen de todos los colores.
Algunos se ganan papelitos gastando papelitos en alguna cosa que después venden por más papelitos, a otros les dan papelitos por llevar pizza de un lado a otro, a otros le dan papelitos por estar toda la noche cuidando una casa, a otros les dan papelitos por llamar a gente y ofrecerles mentiras.
En el mundo pasan cosas muy feas por papelitos, una cosa fea se llama: política, donde muchos se pelean por tener el poder de todos los papelitos de un país.
Y algunos países que quieren muchos papelitos son capaces de inventar guerras para robar los recursos de otro país y así entonces llenarse de más papelitos para que sus habitantes las gasten en cosas totalmente superficiales.
Gente en el mundo muere porque esos papelitos de mierda se los lleva otra gente que no sabe amar.
Yo sufro por esa gente, por los que no tienen los papelitos y por los que no saben amar.

A mi me gusta la parte en la que el Guasón quema todos los billetes, y Batman se quiere matar.

También me duele pensar que un plantita linda que a mi me gusta fumar este prohibida y que para poder tener un poquito de ella también tenga que dar papelitos a cambio.
Hasta la creación de mi Dios que tanto amo está vendida a este sistema que te aleja de lo que hace bien.
Igualmente tengo fe.
En verdad: tengo muchas cosas invisibles que los papelitos no pueden comprar, ni vender, ni tener a cambio de nada.

Papelitos, todos quieren llenarse de ellos, miren acá tienen, disfruten de este renglón lleno de símbolos de papelitos: $$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$
¿te gustan?
Recortalos de la hoja, o hace copy-paste, llevatelos.

Papelitos, papelitos

Si un día reencarno, quiero ser papelito, uno grande, de mucho valor,
Tal vez entonces:
me quieran mucho más-


martes, 13 de abril de 2010

HAY QUE HACER POESÍA!

Se sale a la calle
Pero antes:
Gorro y auriculares
Play – reggae y a volar en bicicleta.
¿A dónde vamos Agustín?
Si no sabes vos!
Vamos a lo de Nachitooo!
¿a qué vamos a lo de Nachito, Agustín?
A dar unas vueltas por el barrio mientras nos fumamos uno!
Entonces ¿a dónde vamos Agustín?
Vamos al más allá!

La rueda de la bicicleta gira y gira
muchas veces gira
Voy en bajada
El aire me despeina las pestañas:
lo suficiente como para sentir que la vida me bendice.
El aire también huele bien.
Es la tierra.
El mundo.
¿el mundo? ¿de qué hablo?
Miro y todo es tan extraño.
La vereda lleva cosos que van para arriba,
cosos como brazo con manos ansiando cielo, o ansiando estrellas o ansiando anda a saber qué...
El tema es que esos cosos que ansían, tal vez ni vean lo que ansían,
pero se desarman en muchos cositos que se estiran al espacio como ansiando y están llenos de cosas verdes que parecen no ansiar.
Parece como que no hacen fuerza para elevarse como el resto del coso.
Bueno, el fruto no siempre se eleva.
Ven? yo estoy elevado.
Elevado, fuera del contorno externo e hipócrita que encierra las texturas adorables de la simpleza.
¿Cuántos? decime cuantos
¿Cuántos se pueden guardar en una piedra?

La bicicleta tiene dos ruedas, las dos siguen girando mucho.
No más que yo.
Hay que doblar!
Eeeeaaaahhh!! Soy feliz,
Uh ya pasó! Fui feliz, muy feliz, gire en esa cuadra y fui feliz.
Uy, soy feliz de nuevo!
¿por qué?
Porque el mundo está lleno de cosas locas!
Guauuu!
¿algo tan loco como un sombrero?
Exacto. Un sombrero.
Un sombrero para ser bueno tiene que ser volador.
Todas las cosas tienen que ser voladoras para ser buenas!
Si! Las cosas vuelan! Las cosas buenas!
Las cosas malas se escabullen, se esconden detrás de cosas que no hacen y prometen hacer.
Las cosas malas te quieren ver tropezar.
Ese adoquín fue cosa mala.
Siempre caigo en que el mundo es una cosa llena de cosas.
Tengo un problema con ellas, siendo una de ellas.
Eso es mortal, no fatal, pero mortal.

La bici me pide más piernas
se las presto para la subida,
"Después Agu, doble a la derecha"
"Bueno, lo que diga mi capitán!"
Que buen tema este: “y mas ternura es lo que hace falta,
mas cultura, mas humildad...pura vidaaa”
Freno y suena el timbre de la casa de Nachito.
N.:Gil!
A: gil!
El “gil” es un termino muy usado por ambos. A decir verdad, él me lo contagió.
Más que nada me lo regalo para que lo use, me lo regalo para que lo compartamos.
N.: Olé esta faso gil!
Apruebo con cara de “prendelo ya!”
A lo que ya leyéndome la mente, responde lo que no tiene pregunta: Dale mecha cabezón!
El fuego es hermoso cuando vas a prender uno.
A veces creo que la llama al ver al faso se pone colorada y brilla, mirá como brilla ese fuego color, Mirá!
Ella es tan bendita, que puede hacer luz la oscuridad.
Vista aérea-lunar: vamos a la par creando humo luminoso
Hermoso humo luminoso sagrado humo ilumina el camino
Y como un ferrocarril lleno de colores, viajamos por calles distintas,
muy distintas a la de los demás, pero son las mismas que las de los demás.
Y a los demás le digo a esos que miran con deprecio y cara de culo
A esos que hacen ademanes de que todo se va al carajo!
Si todo se fuera al carajo, estaríamos mejor señora!
Pero no se lo decís, porque la subestimas.
Y se me hace inevitable seguir en el mundo que elijo volar.
Mariano Moreno. A esta calle le dieron tu nombre.
Agradezco tu nombre: suena bien.
Pero ¿a cuántos más miraremos pasar?
Le pido a mi mirada que no se meta por todos lados,
demasiado demasiado para este cerebro delincuente-
Se mete la mirada en una casa, pasa, no saluda,
ve a un señor con ojos de sapo viendo televisión.
Ojos de sapo, no podes llevar ojos de sapo sin saber lo que es un sapo.
Sapo eran los de antes,
los sapos no lloran,
los sapos las tienen ahí...a la sapas.
Sapo de mierda.
La calle esta no ten fin.
Cuando algo tendrá fin? No te lo preguntes jamás más de dos veces al minuto.
La calle no ten fin, como la alegría que da el cemento cuando estás totalmente en otro planeta, cuando estás en un planeta donde ni siquiera existe el cemento.
Al sapo le gusta el cemento.
Sapo de mierda.
El sapo no vuela.
Nachito habla de deportes, es como un noticiero humano, bueno no tan humano,
pero en fin, está contento porque bajo una aplicación nueva para el balckberry, que le llegan mensajes con noticias deportivas todo el tiempo.
Ahora lo veo y parece un buzón vomitando titulares.
Caminando, caminando la vida avanza con vos, te lleva y siempre estás llegando a lugares y yéndote de ellos así como así.
Pienso en un pan de salvado con queso crema y dulce de leche.
Eso se llama bajón.
Bajar a comer para tomar pilas para volver a viajar.
Hay que vivir viajando en viajes y más viajes
y más viajes, y más viajes…
Viajando veo casas que me dan terror, las veo inhabitables,
pero están llenas de personas que se creen sombras,
y que lo son sin saberlo.

De pronto llegué a casa, en el medio me habré reído
Y si pierdo la memoria, ¿qué tan mala está la idea?
Ay, pensamiento subdesarrollado que luchas contra la represión,
a veces te cagaría a palos.
Amor y guerra, amor y guerra, amor y guerra es el lema.
La paz es una calle que todos cruzan sin mirar.
Luces luces luces, que nos invadan las luces!
Y pasa un dinosaurio diciendo “no tenemos nada que ver con ustedes”
No hable dinosaurio si no sabe quien soy.
No hace falta hablar me dice y me pone un espejo enfrente...
Tenía la piel verde,
Los ojos de sapo,
La cara de sapo
El cuerpo de sapo: era un fucking sapo.
Soy, me veo.
Sapo de mierda
Sapo que sabe volar.


martes, 6 de abril de 2010

lunes, 29 de marzo de 2010

Babilonia: gata en celo

"El viejo león del circo no distingue
entre un ruido cualquiera y un aplauso cerrado.
Para él todos son ruidos.
Para él todos los hombres son payasos."

Jorge Boccanera


Telaraña cocida a mano
atrapa insectos de patas cortas
los mima
los tortura
y los llama por su nombre.

La vida a veces pasa
como en un ascensor.
Y a mi me queda
el vicio de despertar
con los ojos ingenuos
buscando rincones libres
donde me sienta espacio,
hoja en blanco para una canción.

Y vuelan
grandes granadas cargadas de expresión.
Vuelan porque las hago Volar
aunque las rellene de ideas macizas
como de lo simple que es amar.

No se lo explico al mundo
porque no se puede explicar,
No se vende, no se compra
No se dice por televisión-
A ver si me explico:
"Señoras y señores:
el mundo no tiene corazón",
Tiene:
Mujeres – hombres – naturaleza y muchas otras cosas.
Pero el mundo no tiene corazón.
Aunque crea sentirlo en mi interior:
late pasión y mis pies en el cordón
envuelven una botella de vino barato.
Es la imagen de la vez que tomé para pasarte por mi garganta,
para que bajes al estomago y los ácidos te consuman.

"el difunto día
renace
cuando la noche se suicida"

Y se me cae esta Premonición:
Alpiste fresco
listo y apuntando
al pico de un elefante
que cambia su marfil
por dos alas
que lo lleven al cielo.

Babilonia
Ciudad del diablo
Pueblo de Dios:
Te confundo con la muerte
Te perdono el asco que me das

Babilonia
gata en celo
de lengua asfaltada/envenenada:
Te pongo el hombro
Te muestro quien soy.



martes, 23 de marzo de 2010

La fotógrafa




La fotógrafa se llama Angela

En la esquina de San Juan y Defensa
la besé y la vi por primera vez -.
También le di la mano
Y caminamos
Y nos miramos
Y nos hablamos hasta callarnos.
La noche sacudía su magia sobre San Telmo
Brillaban celestiales a su paso: las luces del 29.
De fondo, sonaba el canto a coro de veredas y adoquines.
No es culpa de mi imaginación
era el alma de al lado liberando encanto.
La miré cada 3 pasos y la deseé cada medio.

Fuimos al bar “La Resistencia”
entramos y nos tomamos unas cervezas negras.
Fue una gran sesión fotográfica,
yo no llevé cámara, ella no la sacó de su bolso.
pero nos fotografiamos hasta meternos en nuestros flashes-
Claro que eso pasó.
Y pasaron indios de fuego entre cada mirada
gritaban algo así como:
“almas viejas se reencuentran! almas viejas se reencuentran!”
De pronto del pico de la botella
empezaron a salir rayos de crayones de colores
que despegaban con fuerza hacia el cielo razzo como cohetes del amor.
Su sonrisa apareció pidiendo pista entre las hojas verdes de la felicidad
y nos trepamos a los momentos como si fuesen palmeras llenas de cocos.
“Bajé de mi mundo a buscarte” la mujer hermosa confesó.
Yo me dejé los ojos y la miré hasta estallar.
El bar desapareció.
Flotamos por avenidas viejas,
vimos al señor museo muriendo y a doña plaza siendo soñada por la noche.
Me extrañó no ver al viejo de la esquina que le vendía merca a los tacheros,
después me di cuenta de que nadie desaparece.
A mi lado: ella camina y su pelo ondulado tiene doble amortiguación
Pisa con el pie izquierdo, después con el derecho: como yo!
Y sé que es de otro planeta,
como el Diego, como E.T., como Lucky Dube, como King Kong.
Pero lo que nunca imaginé es que podía haber unA extraterrestre
capaz de hacerme sentir en otro universo.
¿vos también sentís que la calle y la vereda se aman?
Al minuto abrió la puerta de su departamento
y al minuto y un segundo: el mundo enloqueció.
El paisaje del ventanal que daba al sillón era:
Un Árbol encontrando libertad-
Risa de magia a punto de ser descubierta,
cada beso fue una copa de vino,
hasta que le vomité la alfombra con un poema enano.
“me fumaría lo que estas pensando” pensé por fuera de mí.
Por dentro, en cambio, me repetía: “que buena que estás”
Y estas muy buena, lo digo en lunfardo
y lo puedo decir en francés: Je veux votre peau-
que quiere decir: Quiero tu piel.

Al rato,
Te dije con mis manos: algo sobre el mundo.
Pero vos te quedastes con mis manos.
Entendí feliz que
A nadie le importaba el mundo
esa noche
en ese sillón.

La casita azul que nos transportaba giró toda la noche en círculos,
Sobre su propio eje, invisible a todo: se iluminó.
El ambiente nos exhalaba,
nos enredamos y siendo una partícula de sueño
Parimos hasta dar a luz nuestra luz,
luz
que por la mañana nos vendría a despertar.



Su mirada anestesiaría a cualquiera que llevará mis ojos.

jueves, 18 de marzo de 2010

3 cosas quiero decir

3 cosas quiero regalarles:


1.
-
Pobre de seguro
que se lo llevó preso un refrán-

Pobre de mí
Que me lleva reo un afán-

Pobre de todos
Que en su egoísmo, no pueden ser uno.

Pobre del silencio
Que siempre lo callan-

Pobre del ruido
Que no lo dejan morir.

Pobre del olvido
Que tantos lo miman.

Pobre de la soledad
Que está siempre acompañada

Pobre de la selva
Que tiene un rey

Pobre del coraje
Que le tienen miedo

Pobre el pueblo
Que lo nombran en tercera persona

Pobre de las sombras
Que por no ser luz se forman y deforman

Pobre de todos los que no sean luz-

Pobre de la justicia
Que siempre le ponen precio.

Pobre de Dios
que en su nombre olvidan su esencia.

Pobre del diablo

Pobre de la naturaleza
Que cría cuervos que le pican los ojos.

Pobre de mi voz
que escribe pobreza y aprende a llorar.
-



2.
-
¿Vos sabés mirar con la mirada?
¿Vos sabés decir con la mirada?
¿Vos sabés pisar con la mirada?
¿Caminar?
¿Cantar?
¿Sabés callar con la mirada?
¿Sabés hundir con la mirada?
¿Podrías latir con la mirada?
¿Podrías sacar a volar una mirada con la mirada?
¿Amar?
¿Interrumpir el frío de la ciudad?
¿Vos sabés acariciar a un animal con la mirada?
¿Sabés desear con la mirada?
¿Podrías con la mirada crear un universo que diga quien sos?
¿Podrías con la mirada incendiar sentidos?
¿Podrías después con la mirada tomar las cenizas del fuego,
Y saber que eso es querer?
¿Vos podés hacer de tu mirada un océano,
donde las miradas naden, naveguen, se ahoguen?
¿Podés con las miradas?
¿Podés con los ojos tan abiertos como el sol?

¿Sabés suspenderte en las miradas?
¿y mirar con el corazón ardiendo de pasión?

Decime que sabés mirar así
Decime que me podés mirar.
-



3.
-
No necesito más palabras para decir lo que te quiero decir,
No necesito saber que es un decasílabo para hacerme sentir.
De hecho los decasílabos me chupan un huevo.
Todo eso son inventos del hombre:
como el dinero, como el fracaso, como la codicia.

No necesito más que mi mirada para hacer un poema,
Se lo digo a usted poeta de cinco letras soberbias,
Que la poesía nace del alma
Y yo a ella la llevo a todos lados
Con el valor de ser quien soy.

En el mundo me llamaré Agustín Marcenaro
pero mi alma no tiene nombre
...
Como la suya.

Así que firme sus libros,
Mientras mi cuerpo escribe
Y mi mirada: mira.
-


Ando ahí adentro.

Mis saludos,
gracias por aceptar mi regalo,
y no dejen de mirarle los dientes.

martes, 16 de marzo de 2010

El Piirata

Hoy llegó.
Lo estuve esperando y hoy llegó.
Ella me había ofrecido grabar el audio de uno de mis poemas.
Yo, encantado triple candado, acepté ansioso.
y hoy llegó.
Ella es una amiga ecuatoriana
leona de alma bohemia
que me regala su amistad
en largas charlas con alas.
Y como hoy llegó,
más que agradecido le estoy.
...
Ojala les guste,
más que nada por ustedes,
para que tengan un buen rato,
algún sentimiento con piel de gallina,
algún escalofrío en el dedo gordo del pie izquierdo,
algún retorcijo en la médula oblonga,
algún chispazo en la zona abisal que todos llevamos en nuestros océanos,
algo,
algo de algo,
no sé,
yo lo digo más que nada por ustedes...

Entonces:

Poema de Bubón Bardo en la voz de Mónica Barba:







Quizás el pirata un día se tire a nadar,
busque el agua,
se convierta en pez,
nade por las profundidades oscuras hasta encontrarse con él mismo.

Quizás beba su magia y se envenene,
quizás su canto desafine más que sus poemas,
tal vez un día salga a saltar una ola
y en ese momento inesperado:
lo rapte una gaviota,
lo lleve al cielo,
lo pinte de celeste,
le convide la luz del sol,
lo limpie entre las nubes
y le diga con labios de princesa prisionera:
"aquí estoy pirata condenado al mar,
aquí estoy, para enseñarte las estrellas"




En foto: Mónica Barba!


gracias!-

sábado, 13 de marzo de 2010

Un Segundo

"Como todos los soñadores, confundí el desencanto con la verdad."
Jean Paul Sartre



Desperté de mi locura sin entender nada.
No entiendo que hace un picaporte en la puerta,
No entiendo que hago sentado presionando teclas.

Un segundo.
Fue un segundo, un segundo es: verdad.
Porque la mentira la esconden los años,
los meses, los días, las horas, los minutos.
La mentira la esconden
las personas, las derrotas, el mundo.
Pero No los segundos.
Un segundo fue ESE segundo,
su cuerpo,
mi universo y el tiempo importando un carajo.
Ese segundo,
y nuestras miradas se absorbieron.
Sus ojos: muy negros,
perfectamente redondos de miedo – terror – pánico-
Todo era nada
y su Cuerpo sin alma,
sin brillo
–frío culpable en sus pupilas,
abandono,
robo de promesas

y mis preguntas nevándome.



lunes, 8 de marzo de 2010

*el tiempo pasa... yo también

(Primer relato en Bubón Bardo.)



Ando por aquí, trabajando, buscándome sin buscarla, apunto de encontrarla....y no se de quien hablo o si, pero no.

Lejos de ese renglón, de ese tema, hay algo:
ELLA volvió a llamar, a charlar, a contarme cosas.
Quizás la vea pronto, quizás no, todo depende de un depende.
Lo cierto es que NO me tiene atado, aunque mi cabeza se desarme en partículas ínfimas que llevan su nombre, cada una sujetando un recuerdo y echándolo a volar.
Esas partículas ínfimas se llaman: Melanie 1, Melanie 2, Melanie 3, Melanie 4, Melanie 5, Melanie 6 y así hasta llegar al número que se olvidaron de inventar.
Igualmente juego a las escondidas, y cuando me escondo es para tocar el timbre y salir corriendo. Lo interesante de jugar un sólo juego, un día me aburrió.
Y eso: que no me aburro nunca.
Aunque "nunca" no siempre sea "nunca".

Y tengo una fotógrafa en la cabeza. La vi ayer, mientras trabajaba de camarero en un casamiento-
Ella sacaba fotos y miraba y sacaba fotos, y yo la miraba como sacaba fotos y la miraba, y ella sacaba fotos y miraba y sacaba fotos.
Creo que hacía más que eso, pero parecía que sólo sacaba fotos.
No se porque me atraía/atrae (no puedo dejarlo en pasado), el tema es que: -a ojos imantados no se les discute.-
Me conmovía verla entre la gente, tan distinta, digamos que casi no era gente, no ESA que la rodeaba; su pañuelo en la cabeza era un detalle fotográfico, no se si les conté: ella sacaba fotos.
Poco le pude hablar, en realidad mi hablar eran palabras sueltas que salían de mi boca como aviones-jet piloteando a su mirada. Algo me decía que tenía novio, los aviones se me volvían abejas, y no me gusta me confundan con mosca. Porque ante tanta miel, una abeja puede volverse mosca y no era mi objetivo en lo más mínimo. Ni siquiera ese objetivo que no tenía.
Pero como al mismo tiempo, soy un martillo ensañado con los clavitos, separé un par de neuronas y las puse a imaginar un plan (nada autoritario, a ellas les encanta imaginar).
El problema era que la velocidad de mi actividad no me daba lugar a responder a ninguna imaginación-plan-ganas.de.saber.su.nombre.
Entonces, hice.
Tomé un pedazo de papel en blanco que estaba sobre la barra, le arranqué un pedazo; tomé una lapicera, y escribí:
“ESPERO QUE ESTE PAPELITO ME AYUDE UN POCO - AGUSTIN MARCENARO - agumarcenaro@hotmail.com –“
Replantee varias veces la idiotez hasta que entendí que valía la pena.
Ahora tenía que encontrar la forma de hacérselo llegar.
Miré a la puerta. En algún momento ella si iría y ese momento podía llegar en cualquier momento, y si yo llegaba a estar en otra zona del salón en ese preciso momento, entonces todo sería un gran desperdicio de imaginación. Todo eso pensé en ese momento y me propuse ser menos reiterativo, aunque claro, sólo fue un momento.
“Demasiadas vueltas Marcenaro!”
Miré otra vez la puerta, a su lado había un hombre pelado, bronceado, con un chalequito bien prolijo. Se ocupaba de abrirle la puerta a quienes abandonaban la función. Sus ojos me confirmaban, lo que mis neuronas imaginaban: el señor puede ayudarme.
Me dirigí a él, rápidamente lo aturdí: "Capo, me tenes que ayudar!". Entre gente del palo nos entendemos, creo que vio a mis -aviones-jet-abejas-ganas.de.saber.su.nombre-moscas- en acción. No tuve que explicarle mucho para que accediera y aceptará a mi idea de acercamiento ansioso y feroz.
Le di el papelito, le pedí que se lo diera, “a la mujer hermosa esa que lleva una cámara de fotos en sus manos”, antes de que se vaya.

El tiempo transcurrió, como de costumbre.
Desde el ventanal del patio percibí su salida con un andar lejano, ella se iba... “el señor de la puerta le abre, la saluda y... y ella se va, y se va y se va y se fue!” ...
“¡¡¡¿¿¿y el papelito???!!!!” me pregunté a las puteadas, sintiéndome, ahora si: un idiota.
Dejé a un compañero solo, cargando con una mesa, y fui a encarar al pelado (si a esta altura dejó de ser el capo de la puerta que me iba a ayudar, ahora era el pelado de mierda que no le dio le papelito a la fotógrafa del pañuelo que sacaba fotos.) Me quería cortar las venas con un grisin.
Le dije: “¡¡¡¿¿¿y el papelito??’!!!” el síntoma de idiotez adquirió un mayor volumen.
Respondió: "Se lo dí antes. Mucho antes de que se fuera. También le comenté que era de parte tuya: el pibe rubio alto que se hace el camarero." Sonrió con sonrisa de guiño amistoso.
Respiré tan profundo que creo que me tragué los pulmones.
El señor volvió a ser el capo de la puerta, más que eso en realidad: era el pelado groso, genio, ídolo que me hizo la segunda; “AGUANTE EL PELADO, LOCO!” me alentaba. (Después nos tomaríamos unas cervezas escuchando como uno de su amigo no paraba de hacerle chiste sobre la calvicie)
A todo esto, el remis se iba con la fotógrafa adentro; vi su pañuelo por última vez.
Se me vinieron a las neuronas imágenes de la noche, ella sonriéndome al pasar.
Baje a tierra y me di cuenta:
En esas últimas miradas que nos dimos, ella me exageró una sonrisa con un “gracias” elevado a lo imposible, mientras que yo, extrañado ante tanta expresión sin fundamentos, atiné una sonrisa inocente escondiendo al iluso que entendía que ella iba a ser la sorprendida, cuando la fotógrafa ya sabía que yo era el pibe rubio alto que se hacía el camarero.
Para ser exacto, me creí el invitado de honor y resulté siendo el banquete a punto de servirse.

.
Hoy es de tarde, me desperté hace unos minutos de la noche de hoy.
No se nada de la fotógrafa, estoy a la espera.
Me acordé algo de mi, y ya lo estoy olvidando.
Y supongo que cada vez que lo recuerde, lo estaré olvidando.

Pero llevo conmigo una verdad que no miente, que no se compra ni se vende, y que estará conmigo –siempre-, ahogándose en mi complicidad;
se llama:

*el tiempo pasa... yo también.




En la foto: el "yo también".
De fondo no está el espacio, sino el Río de la Plata en una noche de tormenta.
La fotografía, al igual que la bici roja, son de mi amigo Nacho Ponce, compañero de aventuras en "*el tiempo pasa".


hasta próximas letras.

lunes, 22 de febrero de 2010

Trilogía de Amor Pasajero


Son 3 poemas que hace tiempo inspiró un amor pasajero-

Un amor que justamente llevó de pasajeros:
a una mujer veloz /demasiado veloz por cierto/,
y a un "mi" en estado de "yo al cuadrado."
(Si, nada recomendable, era una especie de enamoramiento degollado).
Pero se aprende señoras y señores, se aprende.

Escribí esta tarde:
"Yo que vos valoraría tanto el dolor como el amor.
Valorar el dolor para aprender.
Valorar el amor para entenderlo."

Creo que tiene que ver.

Igualmente les digo, que NO es esta la única Trilogía que subiré a Bubón,
tengo la -puta y hermosa- suerte de tener más excusas de historias como estas
para compartir.

Así será,
en cualquier momento declararé a esta idea: Virgen
y la rezaré hasta irme al infierno.

Los dejó con lo que sigue,
espero que les haga algo.



-1- Agua para la flor -1-

.
Sonrisa espontánea,
fresca,
pedís para tomar agua como una buena flor.

Me convidás del florero
con ojos de nena amada
mientras te ofrezco mis alas
sin que las puedas mirar.

Con vos desearía ser tan cítrico como un limón,
con vos estaría años aprendiendo a apagar un calefón,
con vos buscaría hasta el amanecer todas las llaves de gas
con un tenedor
y defendiéndote
de los fantasmas de Mai Mai-

Y si en la oscuridad de esa cocina
no arriesgué,
fue por pretender que mis ojos
lo hagan antes que mi boca.
Me preocupé por qué no me haga falta entender nada.
Nada hace falta
y sobran servilletas para que me hagas navegar
y me bendice el ruido de un sorbete al explotar.

La verdad es que
quisiera probar más que tu brownie,
abrir un casa de té en tu confianza,
Ser tu mandarina,
tu perfume de agua saborizada,
y a pesar de todo,
sólo me queda mi antojo
derramándose
como el chocolate
de tu mejor volcán.



-2- Corazones de Origami -2-

.
Mi noche se despertó cuando llegaste.
La tuya lo notó disimuladamente.
Beso de mejilla: el mismo para los dos-
-Ni el beso se la creyó.-
Te sacaste los colores de la cabeza,
pensé en decirte tantas cosas,
sobraba con tu mirada acuática
el mar en tus ojos
yo el pececito pataleando en la orilla,
agonizando sin exagerar ni un poquito.

Me convidaste de un libro de origami:
Segundos feroces
de los más tiernos que me convidaron jamás-
Nada de ranas, ni de gallinas
nos regalamos a cada uno un corazón
de papel irresistible al agua.

Vale aclarar:
el bledo es una planta
que poco importa,
vos la flor de pétalos imposibles,
que de posible: me desvela.

No puedo evitar pensar:
en las palabras que escondés
en tus piernas debajo de la mesa,
en los 37 años que no tengo,
en como puede ser que me puedas tanto.

Pienso en lo que me espera,
en lo que no,
en lo que ya me dejaste.

¿Cómo pedirte que seamos luz
si nos estamos encandilando?

Nena amada
te pido un favor:
si vas a esconderme
que sea en tu boca
después de un beso eterno.


-3- Y todo se hizo verso -3-

.
FUMO
FUMO
FUMO
Te importa lo que me gustaría que me importases.

Recuerdo cuando llegué a tu mesa,
-hervía-
Te pedí que cambies la historia,
que le pongas alas.
Sólo tapaste mi mirada
con tu mano limpia de chocolate
(conté quinientas puñaladas)
la palma rápida gatillando un “Jaque Mate”.
Necesitarías más que eso para callar mis ojos,
y todo se hizo verso.
Verso tu cuerpo goteando deseo,
verso tu escape ordinario,
versos los pasos-mudos-aullando que use para salir de ahí.
Aunque sepa a quien enfrento:
dama de corazón ciego,
que no puede hacer sentir lo que siente.

Me pregunto: "¿Dónde escondo ahora todo lo que escondes?"
Y me respondo: "Por aquí Decepción, que todavía hay lugar".
Te debí haber avisado:
si me mordes con los labios igual me desangro.

El final no tuvo descendientes
pero fabricó dos renglones de puro colmillo:

Quisiste que tu estaca me confunda con un vampiro
y hoy que soy olvido, ni siendo sol me podrías matar.





Hay una cuarta parte que ya fue publicada, en realidad la escribí antes que "Y todo se hizo verso", pero bueno, ya me lo dijo una vez un primo: "Todo no se puede."
Aquí dejo el link: http://bubonbardo.blogspot.com/2009/12/se-desangra-yo.html

Espero les haya sido ameno,
hasta la próxima.

lunes, 15 de febrero de 2010

Corte de Luz

Querida imaginación, lo que amo sobre todo en ti es que no perdonas.
André Breton



00 hs. en mi barrio.
Se cortó la luz.

Mientras los vecinos sacan sus linternas
y desfilan por las calles puteando al país,
yo me siento en mi ventana
a fumar y contemplar la oscuridad que ellos buscan alumbrar.

Veo los tejados, me dan ganas de caminar por ellos,
De meterme en un tanque de agua,
Bañarme,
fresco ir a tirarme sobre un árbol
a mirar el cielo.

Pasa un avión,
alas de metal y luces de colores
haciendo ruido.
Son extraterrestres, pero no.

Ahora pasa el colectivo
Una parejita muy abrazados,
Charlan,
el novio me mira para que lo envidie
como si esto fuese una publicidad

Mi vieja da vueltas por abajo,
parece un fantasma.
De la esquina se escucha: “eh! wacho!”
Y sin embargo la esquina es muda.

Adentro de mi casa,
todo es una gran sombra.
La silla donde estaba sentado
Está muerta,
Sola
podrida.

No quiero dormir,
QUIERO estar con alguien
que me hable de amor sin decir nada;
y que no se vaya cuando vuelva la luz.

Y que la luz no vuelva jamás.


viernes, 12 de febrero de 2010

Ni en mis sueños




Te soltaste de algún sonido feliz,
volaste espacio-melancolía,
acariciando sonrisas de “down with my baby”.
Pudiste aterrizar en cualquier parte del bar,
pero fuiste a parar a mi estanque/yo,
que cruzando hilos de pensamientos/ríos,
entendía que un ángel no sabría nadar.
Y me late, importa,
si acudiste a mi vals de ojos cristal dolido
para no saber que decir, ni como sentir.
Apañaste tu hipocresía con total seguridad
sabiendo que de tu orgullo depende tu bienestar.
Ahora te veo caminar para adelante
y no me escuchas mirar que la salida puede que no esté más.
Cuido de mí, porque se que algún día me seré infiel,
y debo estar insano y descansado: de toda costumbre.
Me hago cargo de hacer latir un corazón-calavera,
que rueda y pilotea este conjunto de recuerdos huesudos.
Otra vez solo, soy mis modos –forma de ventilador-
girando al máximo para ver si te despeino.



domingo, 24 de enero de 2010

Existe




Existe inmensidad en tu partida,
en la mía: plural de despedidas,
huecos atados a tus besos: Sangre de león sin selva.

Existe un don -.diminuto en tu perdón,
En mi ingenuidad, apta para mayores dolores,
Fina y delicada tortura temporal.

Existe nuestra libertad –absuelta-
Tirana indiscutida de lagrimas tuyas, de lagrimas mías
Fue lo último que compartimos
Tu silencio fue el mío,
Asesino acurrucado en la escena del crimen,
lejos del cuerpo de la victima, de la sangre fresca,
de tu grito mortal.


martes, 19 de enero de 2010

Chau M

Este poema en poco tiempo cumplirá un año de vida. Hoy me decido a subirlo a Bubón Bardo, después de comprender algo muy hermoso que me comentaron sobre el instinto. Sentimientos lejanos, apartados de mí, que habitan en este poema que les presento:






Fierro helado golpea en mi nuca.
duele su destreza y como mueve sus uñas.

No me lo esperaba, tal vez por eso muestre aquel dolor.

Es que siempre fui el ciego que miraba el otro suelo,
el suelo absurdo de la ternura que exportaba
mi alma galardonada por la esperanza.

Capital de mis penumbras, ahí peloteaban los enanos dueños
del timbre mudo de las puertas del futuro.

Y yo no fui capaz de apoyar mi oreja para escuchar como defecaba en mi garganta
toda su valentía, ni levante la mirada para caminar por el mañana aburrido que me gritaba huevadas.
Fui un cerdo deseando convertirme en el jamón sabroso que jamás volverías a probar y ahora soy el jinete que cabalga tus añoranzas, ya venidas a menos por las horas,
por el tiempo que paso entre tu prosa y mis versos.
La mentira levanta los brazos al cielo porque el miedo le vendió una
historia de planes perversos, cargados de la violencia que la ira
me solía mostrar.
Ella juega en la salsa de los ricos condimentos que
buscaba degustar, yo el mismo pimentón disfrazado de pimienta, para
saborear su lengua, para tocarle las tetas y sentirme el dueño
de su cama, de su cara y de su concha.
Le hago sentir que no va poder volver a sentir ese ardor, pero en
el fondo de mis ganas se esconde una idea igualitaria que anula
la clave marcada por las manos de mis sinceridades.
Chau M, llévate el postre en una bolsa, mis dedos y milongas y mi
carreta a punto de volcar los melones juguetones que no quisiste probar.
Chau M, anda a buscar un lugar donde la contractura de tus pies no te haga extrañarme, donde tus libertades prostitutas no se hagan las boludas y crezcan con fuerza al cielo de mi destierro.

Chau M



lunes, 18 de enero de 2010

Rimamos

Quieta noche que aquietas:
este amanecer no es para ti,
ni para el mundo.
Sólo es para soñadores podridos de vida,
esos que todavía rimamos en tu canción de amor.




viernes, 15 de enero de 2010

Alarde Flaco

"Un naipe sobre la mesa, me carteo una ilusión
Grito truco a los recuerdos, falta envido y faltas vos
Las calles son un pantano, nena sos mi ventiluz
Sonrió para la foto luego dijo glu, glu glu ...."
-Don Lunfardo y El Señor Otario-





Dos o tres veces al día
deseo ver en tu poema
un poco de mí.
Después descanso.
Tomó el coraje con las mismas manos que al miedo,
alarde flaco de perfecta escupida que amasa lo que faltas
-pasadas pisadas fuentes de perdón-
mi pensamiento frente al tuyo
desnudos
no se piensan, se muerden.


Seguís tu camino –dibujos para colorear con fuego-
no sabes que me pisas
que llevas mi sangre de glóbulos miel
en tus pies cubiertos de trincheras.

Envuelto en sol
como un chicle masticado al calor de una baldosa
me pegoteo a tus pasos
para que te des vuelta
para que te des cuenta
de que
:
me llevas chorreando huellas
en lo más perdido de tus suelas.



jueves, 7 de enero de 2010

Naranja tu pelo




Naranja tu pelo, en tu cuerpo como en el mío.

Sin embargo estoy seguro que cuando nadie lo ve,
ese naranja se vuelve cualquier color,
para burlarse, divertirse con su forma
y apuesto a que si lo acaricio tomará el color de mis manos
y tu mirada combinará con ese placer
lo hará inolvidable, eterno hasta en el olvido.

Imagino a veces toma el color de una manzana
tu manzana, la que me ofreces al enroscarte,
al ofrecerte,
tu pelo a la espera de que lo confunda con el fruto prohibido.
Tu pelo naranja manzana quiere que peque, que me destierres de tu paraíso;
pero yo NO conozco tu pelo naranja manzana.
Quizás cuando lo haga: deje de serlo,
quizás se ruborice, quizás se ponga pálido, quizás se esconda, quizás desaparezca.
tu pelo naranja misterio....tu pelo, naranja
Tu pelo: fruta
Te se jugosa,
perfumada por tu piel,
te quiero peinada por el viento,
naranjas pelos volando por los cielos, entre los edificios de la ciudad,
entre las narices del asfalto, entre la luna y sus estrellas.
Pelos naranjas voladores, salvadores, fuertes, tiernos, diferentes.

Podría nadar en ellos, que me den aire, me alimenten, me sostengan,
pelos naranjas donde jugar a ser mortal.

Dile a tu pelo que es naranja,
Que es de cualquier color,
dile que nos parecemos mucho,
dile de vos y vos
y dile
lo que
te digo:
tu pelo naranja podría ser yo.


lunes, 4 de enero de 2010

Como vive no muere

*

Punto que nada por el cemento
intenta salir de si.
Se busca entre sus pestañas,
entiende que sus ojos lo salvan.
Pero es su mirada,
que como agua no sangra ante puñaladas,
que como vive... no puede morir.

Si te perdés por acá:
no te confundas sonrisas con amor,
no te inventes dioses, ni ficción.

Ves que mi inocencia se mira el gatillo,
se persigna ante lo que mostrás,
tus piernas podrían ser mi tierra,
tu mentira, mi pasión.

Será salvaje, tu grito no se hará de dolor,
A cantar ahora que el mundo no lo soportará
"Silencio, silencio!"
piden por favor.

Dan vueltas las ruletas, se suicidan los dados,
se marcan las cartas,
y si no hay jugador:
no hay perdedor, no hay ganador.
Y aunque no me fío de ti: mi filosofía,
mirame acá
¿Qué tanto de vida tiene esto, Señor?
La naturaleza mata ¿cómo querés que no lo haga yo?
Vamos,
si me cuelgo de los humos que me alimentan
me voy a condenar a no vivir como los demás,
barrotes de alegría para agarrarse fuerte
y gritar
todo eso que sufrimos callar.