miércoles, 23 de diciembre de 2009

Sólo nado solo

"...clama el viento y ruge el mar."
Carlos Obligado


El pez no sabe que pasa afuera,
lo aturde el agua, su vida.

No escucha los cantos de los pájaros,
los inventa.
De ahí su sufrimiento,
de ahí que el pez por la boca muere,
de ahí que el ave lo pesca y sin morderlo: se lo traga.


no se volar,
sólo nado
solo.

Y me quedan los ojos
respirando atentos,
diciendo:

“aquí se ahoga
el pez
más prisionero del mar.”


6 comentarios:

Anónimo dijo...

Qué tristeza irreversible, pensar que hay personas así, que viven toda la vida como muertos. Me gustó mucho, te mando un abrazo y te deseo buen año.

Sergio Fombona

Paula Irupé Salmoiraghi dijo...

Te leí.

Como una bailarina dijo...

qué belleza!
una alegría encontrarte, voy a pasar a leer el aire de este pez.
Marita Balla

Anita Leporina dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Paula Sol dijo...

no lo había leído este che... está muy bueno, me gustó mucho la metáfora del pez, muchas vecespense en escribir algo con respecto a el ensimismamiento, la dualidad entre el yo y el mundo y la verdad que no encontré una metáfora tan novedosa

al final no hicimos la juntada, hablemos antes del 18 que me voy de vacaciones, podemos hacer algo en mi casa tambien, besos!

Nadar sin agua dijo...

Me gusta mucho esta versión de los peces... Aunque la mía es un tanto distinta, inventar el canto de los pájaros es una forma de adueñarse de lo imposible... Muy buenos tus poemas... Me resulta interesante tu búsqueda. Saludos!