jueves, 31 de diciembre de 2009

Lo sé





Contame de eso que no me queres contar.
Me aburrís con tu presencia insípida.
Sin embargo sentirte me calienta mucho.

Vayamos a fumar un porro,
Quiero verte iluminada por un farol
que sonrías y me quites la poquita vida
que habita en este pedazo de injusticia.

Vayamos a tirarnos a un pasto,
verdes radiantes para nuestros cuerpos
revolcados al sol de estos humanos
tan empachados de humanidad.

Vamos a cantarnos nuestros temas
a liberar nuestras miserias
a reírnos de ellas,
a morirnos con amor.

Vayamos más allá de la vergüenza,
que el tiempo nos espera
que quien enfrenta: alimenta,
que podemos ser libres
en nuestra propia libertad.

Vayamos a dormirnos milagrosos,
milagrosos de tocar y despertar.

Por unas horas de eternidad,
nena, no me des vueltas,
que es simple:
El paraíso es simple.
Lo sé.


6 comentarios:

Antonio dijo...

el paraíso nunca es simple. Buen poema.

Bubón Bardo dijo...

es una buena excusa.
gracias por comentar Antonio. abrazo

monica dijo...

...porque ir al paraíso es tan simple
como abrazar un propósito de paz...
vayamos por el sendero poeta
bajando las estrellas
que otros no pudieron alcanzar...

gracias por compartir tu espacio...es increíble.
Mónica

L'ABATE-PERSONALITY DEVELOPMENT dijo...

Si el corazón dejase de latir y nuestra alma pudiera volar, nos encontrariamos todos en el paraiso!

Delia dijo...

Es simple pero lo complicamos demasiado...
Te dejo un beso pibe....
ta bueno me gusto escucharte...me solo a voz de tango...jaja
Un beso Pebete

JIMENA ARNOLFI dijo...

"Por unas horas de eternidad,
nena, no me des vueltas,
que es simple:
El paraíso es simple".

muy bonito agus. me gusta esto de sumar la voz. besos!