miércoles, 16 de septiembre de 2009

Sigo escribiendo

Culo en silla, manos en teclado, vista en monitor.
Escribo lo que lees, lo que escuchás.

La noche no está de humor, yo tampoco-

Y tengo la leve sospecha que ella está justo ahora, detrás de mí.
No me di vuelta, pero la siento respirar.
No voy a darme vuelta mientras la sienta respirar.
También sospecho que no le agrado, que desespera por verme agonizar.

Siempre creí en espíritus, y aunque no los vi,
muchas veces los sentí.
Los sentí en el ambiente, deformándolo.
Como ahora, que siento detrás mío a la muerte,
con ese olor a muerte, con ese andar de muerte,
con ese silencio a muerte, con su desfile de sombras con muerte,
y su show con destellos y reflejos de luces muertas en el piso,
en las paredes, en la ventana.

Sigo, no distraigo mi vista de lo que escribo,
de cada letra que aparece a continuación de cada ruido de tecla
que se propaga en mi habitación.
Ese ruido molesto, asfixiante,
imitador de las agujas del reloj,
la muerte disfrazada de tiempo,
el anzuelo perfecto para enloquecer, para perder,
parar correr, para no ver, no sentir, no vivir: -morir.

Te pesca el misterio, lo seguro, el alfa, el omega,
te pesca la mentira, la verdad, el bien, el mal,
te pesca en vida, con vida,
para llevársela.

De pesca
vos atrás, pensando que me importás.

Yo, sigo escribiendo...

para no morir
para no morir.


12 comentarios:

Aldana dijo...

En cada letra una porción de vida,
de una torta que se reparte en poesías.
La muerte es la cereza de un postre que no se sirvió todavía.
A la muerte no le agradan los que pelean -los que peleamos- Ponete los guantes que hay que seguir pegándole al teclado. Que los ruidos de las teclas son tic tacs que le ganás a la muerte.

Bubón Bardo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Nanim dijo...

Dejar de escribir nos vuelve invisibles, ileíbles...

Juan Manuel dijo...

Perdón,
pero no hay forma de escaparse
cada día es una muerte más.
Dicho de otro modo
un día menos.
Nunca podremos ganarle,
solo aceptarla
si es que nos animamos.
Pelear con ella?
Puede haber algo
más estúpido que eso?
Con que vamos a pelear...
Ni somos Quijotes
contra los molinos de viento.
No tenemos más
que un tenedor en las manos.
Pero hay algo peor
que los fantasmas de la muerte,
los fantasmas de la vida.
Hace falta explicarlo?
Marce-Mar

Juan Manuel dijo...

Es más el hombre puede dudar de todo. Puede incluso no creer en nada, ni siquiera en si mismo, pero de algo puede estar seguro, su muerte existe, porque existe su vida.
Esa es la única certeza inexorable que tenemos. Por eso simulamos no pensar en ella. Vaya paradoja, cuanto más amamos y disfrutamos la vida, más presente se nos hace la muerte.

lauracle dijo...

Escribir es desnudar nuestra alma delante de los demás...

Aldana dijo...

No puedo coincidir con vos Bubón, a mí el NO SER me salvó muchas veces de un muerte anunciada.

Y sí, la muerte es una verdad inexorable. Pero permítanme disentir en que una cosa es morir, otra dejarse morir, y otra muy distinta sentirse morir. Creo que en este caso hablábamos de las últimas dos opciones. La muerte física, corpórea es tan inevitable como el hecho mismo de haber nacido. Pero sí se pueden evitar las otras dos, o al menos ganarles batallas. De eso creo que los poetas, y los artistas en general saben bastante.

Bubón Bardo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
**Sweetblood** dijo...

Justamente no era el día menos pensado...
Saludos!

Dalia dijo...

Me gustó mucho Agustín...te sientas a escribir y eres tú...auténtico...comencé a leer y Dios, la muerte...yo la detesto, hay tanto de bonito en la vida...aún con todas las caidas; pero es linda porque uno siempre tiene la esperanza de alcanzar y sigue caminando...le diste duro a élla en este escrito....me gustó mucho...exitos....paz... cariños: Dalia.

Baldwin y la demencia dijo...

Uno escribe para no morir.
Uno escribe para contener su naturaleza.
Uno escribe quizás porque su naturaleza sea escribir.

Manuel Apáz dijo...

eee bubón, te sigo leyendo, cada vez menos, te siento mas vivo, ahora. pero vengo por otro lado, una gauchada... si quisiera q se leyese mi blog como hago?